Problemas sexuales

La sexualidad es una dimensión más de nosotros/as mismos/as y nos acompaña a lo largo de toda la vida. Forma parte de nuestro bienestar y nuestra salud.
Sin embargo esto no siempre ocurre así y una actividad destinada al placer o la intimidad se convierte en un problema que nos impide disfrutar en nuestras relaciones sexuales.

¿CÓMO SE SI DEBO VISITAR A UN/A SEXÓLOGO/A?
Si las siguientes situaciones te ocurren a menudo:

Vaginismo o dispareunia: Dolor o dificultad en la penetración vaginal: el coito puede ser una técnica muy placentera pero en ocasiones, debido a los nervios, el pudor o las dudas se puede convertir en una experiencia desagradable o indeseable.
Eyaculación precoz o eyaculación retardada: Eyaculo antes de lo que deseo o no consigo eyacular: muchos de los conflictos que se presentan a la hora de mantener relaciones sexuales se desarrollan en torno a los tiempos de la eyaculación masculina. Vivir esta experiencia con placer y de forma natural es uno de los objetivos principales, liberando esta práctica de obsesiones, tiempos y dificultades.
Anorgasmia: No logro alcanzar el orgasmo: el orgasmo puede formar parte de una relación sexual, resultándonos muy agradable y placentero. No lograrlo da lugar a frustración o enfado que se instala entre la pareja evitando que disfruten de la intimidad.
Disfunción erectiva: Perdida de la erección: la ansiedad, el miedo al fracaso o los nervios pueden hacer que durante la relación sexual se pierda la erección. Este suceso puede hacer sentir malestar a la persona e incapacidad para disfrutar en un contacto sexual.
Deseo sexual hipoactivo. Falta de deseo: este problema se presenta como uno de los más comunes entre parejas. La rutina, los problemas del día a día, el hastío o la falta de placer son uno de los motivos más habituales para disminuir la frecuencia en nuestros encuentros sexuales

¿CÓMO PODEMOS AYUDARTE?
La sexualidad es un concepto muy amplio y con muchos matices. Disfrutar del sexo conforme a nuestros principios y nuestros deseos es uno de los principales objetivos.
Todas estas dificultades tienen una solución positiva en manos de nuestras profesionales que, a través de herramientas y estrategias tanto físicas como psicológicas nos ayudaran a vivir nuestra sexualidad de manera libre, plena y satisfactoria.